jueves, 26 de julio de 2012

VASCO viene de VASCÓN que significó hombre con la mirada limpia y amplia, con la cabeza alta


Los libros de historiadores y geógrafos griegos y romanos  que yo conozco son ediciones del siglo XVI en adelante. Es evidente que estos son transcripciones y traducciones de legajos de la Edad Media, copias y traducciones que se hacían en los escritorios y bibliotecas de los monasterios, que fueron trasmisores de la cultura clásica  greco-latina a la Edad Moderna. Me refiero sobre todo a las obras de  Estrabon, Polibio, Tito Livio, Ptolomeo, Plinio el Viejo, Plinio el Joven…

Que yo sepa, en estos libros, divulgados desde el siglo XVI a nuestros días, se hace referencia al pueblo “vascón” aposentado en la actual Navarra, en libros atribuidos a Estrabon, Polibio, Tito Livio y Ptolomeo. Hay referencias a que Plinio viajó por Germania y por Hispania, pero no  he encontrado todavía   en él nada que haga referencia a nombres de pueblos o tribus vasconas en Hispania.

He contactado con gentes que han vivido y trabajado en los países del centro y sur del oeste asiático y que hablan varias lenguas de esa  extensa zona; y he encontrado una raíz fonética común a varias lenguas que hoy  se escriben con alfabetos muy diferentes, que transcritos a caracteres latinos  suena en todas así:
[ bashkön ]  con la ö, que suena entre “o” y “e”.

“Bash” es raíz fonética común a varias lenguas caucásicas de Ossetia, Dagestán, Chechenia  y Azerbaiján con el significado de “cabeza”. Y con el añadido “kön”, formó la palabra “vascón”             que en esas lenguas  conserva significados del mismo campo léxico con el significado de “con la cabeza alta”,  “persona de alta autoestima” “ que se ve a sí mismo con más dignidad que a otros con menos conocimientos”, incluso  “el hijo a la cabeza de todos, o primogénito” .

Gran parte de la actual Azerbaiján perteneció a la antigua Armenia. Incluso me han llegado a documentar en algún dialecto de la zona "vasshkön" significando “cabeza que aterriza, o cabeza con los pies es el suelo, o cabeza realista que ve la vida con objetividad e inteligencia”

Después de encontrar estos testimonios, no me queda más que seguir rastreando. En primer lugar,  hay que constatar si se conserva algún papiro, pergamino o cualquier palimpsesto escrito de puño y letra por Herodoto,  Estrabón, Polibio, Tito Livio  o Ptolomeo, que diga que en la región de la ciudad de Pompeyo, (Pamplona) había gentes que ya en la antigüedad se llamaban “vascones”; o por el contrario si es una acepción escrita a partir de la Edad Media.

Hay que seguir investigando con  la desconfianza de quien ya ha constatado que alguien, y hace bastante tiempo, se dedicó intencionadamente a falsificar documentos que han hecho perder el tiempo a muchos investigadores serios y doctores universitarios empleando años preciosos para, después de tanto trabajo, tirar todo a la basura, como los que  han constatado la falsedad de las monedas ibéricas que son copias burdas de las monedas de la Kilikia armenia, con inscripciones que dan la risa (después de saberlo, claro) al ver la flechita hacia arriba, la EME, la ENE, los dos puntos, y tantos grafemas supuesta y falsamente  troquelados en monedas y restos  de placas de la supuesta llamada Iberia en Hispania; o del tan estudiado por especialistas de todo el mundo  “bronce del Bierzo” con inscripciones llamadas también ibéricas (un gran trabajo de falsificación, por otra parte), o las ostracas con palabras vascas del siglo I, con caracteres latinos y un dibujo esquemático de dama vasca  en posición masturbatoria -esas sí  que ya provocan carcajadas- de  Vitoria, de Iruña Veleia.

He de añadir que también en armenio antiguo “Vaskön” significaba “majestuoso, digno, hidalgo, y que todavía se conserva como nombre propio. Recordemos el nombre de los patriarcas armenios Vaskën I  y Vaskën II. No olvidemos lo que consta en otras entradas de este blog acerca de la venida de caucásicos  de Armenia y alrededores, en la Edad Media, a España y Francia.
¿Será posible que ningún joven investigador lingüista se anime a seguir esta línea  de investigación para seguir abriendo camino, o bien, si se demuestra que no es viable por fallos  sustanciales que se me escapen, zanjarla y abandonarla definitivamente? Yo, de momento, con lo que mi limitada capacidad aporte, después de haber encontrado esta “tesela” , envuelta en tierra todavía,  del gran mosaico que vislumbro, seguiré sin descanso.
http://www.jgcastrillo.com/2013/02/y-gentilicio-armenio-traido-en-la-edad.html

9 comentarios:

  1. Tesela a tesela, en sus comentarios se adivina -todavía borrosa- una visión histórica del enigma vasco que podría no ser tan enigmática.

    El pensamiento mítico ha sido - y sigue siendo- un lugar bastante común en la investigación oficial del origen del vasco. Todas las imposturas que menciona( Veleia y otras) son tachas que ensombrecen los intentos de otros jóvenes investigadores que menos oficialistas y con mayor libertad y decisión seguro que con determinación intentan descubrir pasado histórico y no mítico en sus investigaciones.

    Sigo con frecuencia su blog y compruebo que tiene Ud. un sentido muy moderno de la investigación histórica. Con sus teselas practica lo que John Lukacs denomina sociografía. En "El futuro de la historia"(2011), un librito interesantísimo reciente, absolutamente recomendable para cualquier historiador, y más para esos jóvenes investigadores a los que Ud. solicita, se dice que ya en 1970 las prácticas de la historia social vendrían a ser como mucho una especie de sociología retrospectiva.

    Afirma Lukacs que el propósito de la sociología es la definición, mientras que el de la sociografía es la descripción, de ahí que esta última sea, inevitablemente, literaria e histórica.

    Pero sobre todo afirma contundentemente que "el objetivo de la historia es la comprensión, no sólo la exactitud (aunque se mantenga un razonable respeto por esta última)."

    Que los historiadores escuchen lo que Jakob Burchardt -uno de los más grandes sabios de la historia- les dijo a sus estudiantes en Basilea: la historia realmente carece de método, pero hay que saber leer. (Qué; y cómo; y cuándo).

    Cuando hablamos, igual que cuando escribimos, al elegir cada palabra no estamos haciendo sólo una elección estética o técnica,sino moral.
    Los historiadores deberían ser aún más conscientes de esto que los demás escritores de otros ámbitos.

    Que los jóvenes investigadores lean -sin olvidar el librito de Lukacs, indispensable-, investiguen y con honestidad proyecten la Historia hacia el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Leeré con atención el libro que cita. Un saludo.

      Eliminar
  2. En ruso y, también en kazajo (importante porque a kazajstán pertenece el territorio de las montañas Altai, cuna de la humanidad para muchos) existe el "вас" (Vas), es decir, el "jefe".
    Es lo mismo que nuestro "Vos" castellano antiguo, todavía utilizado en sudamérica. De ahí viene la palabra inglesa "Boss", así como Bosnia "el país o la tierra de los jefes".

    Podemos elaborar una hipótesis: Altai es el origen de la humanidad. Una catástrofe se produce, lo que obliga a sus habitantes a emigrar. Algunos de ellos (Noé) llegan al monte Ararat, en Armenia. Y sus descendientes se esparcen, desde allí, por toda la superficie de la tierra (Sem, Cam y Jafet). Otros de los que abandonaron Altai ocupan la zona norte del mar negro.

    Le dejo una dirección interesante, esta vez en kazajo. Con un poco de paciencia y con la ayuda inestimable del traductor de Google, se pueden comprender bastantes cosas.

    http://bskamalov.livejournal.com/

    otro parmenides/burbuja.info/Crónicas Fomenkianas

    ResponderEliminar
  3. LENGUA VASCA Y VASCONIA

    La lengua vasca en sus orígenes eran una serie de
    muchas variantes dialectales prerromanas
    (ibero?, celta?, celtíbero? várdulo?, caristio?
    autrigón?, vetón?, pelendón?, etc, la mezcla de
    todas ellas?)

    No ha tenido literatura y su transmisión era oral
    entre los pobladores con el agravante de que
    un grupo no se entendia con otro vecino por la
    variedad léxica. De ahí que se tuviera que
    conformar el "batúa" que no ha complacido a
    nadie de la población vascófona.

    Siempre han sido variantes minoritarias entre
    las diversas zonas de la actual Vasconia.
    Para complicarlo más, los romanos desplazaron
    a los vascones de su primitivo lugar que era
    el norte de Navarra a los territorios actuales
    de Vasconia, donde se mezclaron con los
    conocidos grupos de várdulos, caristios, autrigones,
    celtíberos, etc.

    El castellano original nace entre San Millán de la Cogolla
    (glosas silenses y emilianenses, siglo X)
    el norte de Burgos
    (cartularios de Valpuesta. siglo IX) y Àlava.
    y es, desde sus orígenes, la lengua de la mayoria de los vascos
    ya que las variantes prerromanas descritas eran de una minoria rural.
    El castellano se habló antes en Alava que en Madrid o Toledo.

    Luego, vino todo lo demás con la manipulación de la historia
    a cargo del paranoico/racista/xenófobo Sabino Arana, fundador
    del PNV e inventor de la ikurriña para su partido, y de todos
    sus adláteres como el cura Arzallus.

    Ya lo dijo el vasco Miguel de Unamuno:
    "los vascos somos el alcaloide (esencia) de lo español"
    y no le faltaba razón.

    Agradeceré opiniones y puntualizaciones al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amigo anónimo. Eso es lo que hemos estudiado siempre como oficial e inquebrantable, pero todos los indicios apuntan a que hay que revisar de arriba abajo los axiomas oficiales que han ido tejiendo los intelectuales vascos desde el arzobispo Rodericus Ximenez de Rada en el siglo XIII hasta los señores sacerdotes en ejercicio o secularizados tanto regulares como seculares de nuestros días.
      Ya que la lengua hablada ha sido el símbolo intrínseco por antonomasia de la persona humana, siempre ha querido ser utilizado por los políticos de todo signo para provecho de su “status”, lamentablemente. Hemos de estudiar tanto la historia de las lenguas como la sociología histórica desapasionadamente en aras de la objetividad y del progreso de la ciencia. Gracias por su comentario. Un saludo.

      Eliminar
  4. Si baskon viniese del armenio, utilizando "bas" con el significado de "cabeza" y el euskara no fuese otra cosa que practicamente armenio como usted aventura ¿ como es que esa misma raiz "bas" no aparece por ninguna parte en el euskara con ese significado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo anónimo: Yo no aventuro nada. Si saca esa conclusión después de leer estos artículos, es que no me he sabido expresar correctamente. Le resumo mi hipótesis fundamentada en los datos que expongo ;el euskara es el resultado de una mezcla de varias lenguas: a) Prerromanas, como el resto de las lenguas peninsulares, si bien con sedimentos más numerosos. b) Lenguas caucásico-karvelianas, sobre todo del armenio y también del georgiano, y c) sobre todo del latín vulgar y de las lenguas romances. Lo que no cuadra, ni le ha cuadrado a los más insignes vascólogos euskaldunes, quienes mayores dudas han mantenido, es la tesis oficial y académica de sostener que es una lengua única, aislada y multimilenaria como tal. Esto lo corrobora el Prof de la Universidad del País Vasco Koldo Zuazo con su tesis sobre los dialectos vascos. Es lingüísticamente inaceptable que una lengua se haya mantenido unida, única y aislada desde hace miles de años y de golpe, hace cuatro siglos, se disgregara en más de 20 dialectos.

      Eliminar
  5. Es de dominio público el burdo fraude de las inscripciones de Iruña Veleia. Ahora bien, desconocía que se haya constatado que todas las referenecias a los vascones anteriores al final de la edad media son falsificaciones, incluidas las monedas encontradas en diferentes puntos sobre todo de la geografía navarra con la leyenda "baskunes" o "barskunes".¿Podría usted facilitar algún enlace donde se informe de esto? ¿ Realmente cree que todo se trata de una conspiración para que no nos enteremos de que en realidad los vascones eran armenios venidos en la edad media? Como argumento para una novela puede que no este mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni se me había pasado por la cabeza lo que usted menciona, ni lo he insinuado en ninguno de mis artículos publicados en esta página web. Yo ni creo ni dejo de creer en conspiración alguna. Simplemente sostengo que hay que seguir investigando porque en las tesis oficiales y académicas se observan muchas lagunas.

      Eliminar