domingo, 30 de junio de 2013

Sexta entrega


6
La historia de Martín Castriello, desde su ingreso en el Temple —después de haber desaparecido Gelvira y de haber supuesto que de nadie más se enamoraría—, hasta el día de la fuga, en estampida, de la fortaleza templaria de Ponferrada, fue de noble caballero en varias campañas, con la suerte de no haber sido herido gravemente en ninguna.
Era un verdadero veterano de guerras. Había ido y venido tres veces a las cruzadas.
El asedio de los trescientos caballeros del rey en el castillo de Ponferrada lo pilló poco antes de partir por cuarta vez rumbo a Sicilia; logró escabullirse y salió con lo puesto. Sólo pudo coger su caballo con las alforjas vacías, pero en una de ellas había escondido su daga, que le sería imprescindible en su nueva vida; y también, con furia, arrancó del candelabro una vela que encontró a su paso y la metió azorado en la otra alforja.

Entrevista a raíz de publicación de "El Baco"

Entrevista del año 1995, a raíz de la publicación de "El Baco". Cuando haya terminado la publicación para libro electrónico de "El enigma de Baphomet", publicaré también "El Baco".
No son dos partes de una misma obra; tienen estructura independiente, pero están relacionadas:


Diario de León: "El Baco"

Otro artículo sobre "El Baco", esta vez en en la sección de cultura del Diario de León - firmado por  Miguel Ángel Tranca:





Reseña, Profesor J.E. Martínez



Diario 16



sábado, 29 de junio de 2013

Sagrada Cena. (Le falta un apóstol)


Nuestro románico no lo inventaron los europeos como dicen algunos manuales de Historia del Arte, sino que lo inventaron los primeros cristianos para sus templos subterráneos tanto excavados en la piedra  de toba, como superficiales construidos con sillares labrados Era fundamental para sus catequesis: los armenios, los capadocios, y los bizantinos. Hoy es Turquía, Armenia y Georgia.. Nos lo prestaron. Lo trajeron los viajeros a los Santos Lugares, incluso algo antes de Las Cruzadas, en la Alta Edad Media.


DEMOCRACIA ECONÓMICA (2)


DEMOCRACIA ECONÓMICA (2)

Discurso pronunciado en Madrid en el Consejo Confederal del Sindicato Independiente C.S.I.F. por Jesús García Castrillo, secretario de organización.
(Hotel Chamartín, Junio l989)


Todos los movimientos de unión de los trabajadores que han surgido a lo largo de la historia, lo han hecho como movimiento espontáneo para tratar de equilibrar las grandes diferencias entre explotadores y explotados; o lo que es lo mismo, para corregir la injusticia.
Todos los ensayos que se han intentado con grandes sacrificios, o bien han propiciado pequeños logros para los trabajadores, o bien un cambio llamado vulgarmente "vuelta de la tortilla" para que los explotados hayan pasado a ser explotadores y al revés.
Ante la evolución del capitalismo salvaje, donde unos pocos se enriquecen sobremanera mientras que el resto vegeta en la miseria, no ha existido más imaginación que exterminar a los más poderosos para que otros pocos ocupen su lugar.

DEMOCRACIA ECONÓMICA (1)

LA DEMOCRACIA ECONÓMICA
DISCURSO PRONUNCIADO EN BARCELONA PARA PRESENTAR LA PONENCIA: "PERSONAL LABORAL (SECTOR PRIVADO)" CONGRESO C.S.I.F. BARCELONA.
 Hotel Sants, Junio l988
 Presentada por JESÚS GARCÍA CASTRILLO Compromisario por Málaga


No quisiera hacer una serie de declaraciones de principios, ni tampoco una enumeración de las distintas opciones sindicales, para ver dónde nos encontramos nosotros. Sencillamente, intentaré dar una pinceladas acerca de lo que consideramos que debe ser el sindicalismo a partir de ahora, enmarcado en nuestra sociedad concreta. Los llamados "sindicatos de clase" se autodenominan la oposición antagónica al sistema capitalista. Esto quiere decir que el objetivo principal de los trabajadores organizados en un sindicato de clase, ha sido intentar fulminar y olvidar el sistema de libre mercado, creyendo firmemente que por ese camino se defenderían mejor los intereses de los trabajadores. 

Paisaje imaginario


Uno de mis primero cuadros: Las barcas

Lo pinté en casa, sin sacar el caballete al campo, imaginándolo...



viernes, 28 de junio de 2013

Camilo José Cela


Camilo José Cela era el presidente del jurado del "Premio Azorín de Novela".

"El Baco" llegó a la discusión final y a ser nominado, y algunos miembros del jurado querían darle el premio pero, después de la discusión entre ellos, triunfó el presidente, y le dieron el premio a una novela de Gonzalo Torrente Ballester.

Cuando terminó la cena y la fiesta en el castillo de Alicante, en un aparte,  Camilo me dijo que "era una verdadera pena" que "El Baco" se quedara sin editar porque era una gran novela. Después, recibí esa carta.






Cuarta entrega


SEGUNDA PARTE
“Los poderosos han conseguido dividir a todos sus súbditos e incluso las gentes más buenas se han llegado a odiar a muerte, hasta matarse entre hermanos en guerras civiles, que no acaban nunca.” (Rodericus Garcíe)
“Los que dan información a Wikileaks deberían ser ejecutados” (El presentador de televisión, Bill O’Reilly)
Prólogo
Escribo esto porque los humildes y los vencidos no tienen historia. Lo escribo para que mi historia quede unos años en el recuerdo, porque al final, ni siquiera permanecerán los más indelebles escritos como los de las pirámides de Egipto. (Martín de Castriello y de Castrello)
Por andar mis padres de finca en finca y de amo en amo buscando la vida, no hicieron forma de bautizarme hasta bien entrada mi infancia, poco antes de empezar el pastoreo con el rebaño de ovejas. Por eso, nunca he sabido mi edad exacta. Debí de nacer entre los años 1270 y 1275. A todos los efectos, ha figurado esta última fecha como la cierta. Cuando cumplía diez años, volvimos a Castrillo de las Piedras, donde yo había nacido. Mi padre roturó las propiedades de los Marqueses Núñez Osorio y yo le ayudaba a amontonar piedras, para dejar el limo fértil en las orillas del río.

Diario de León

JOSÉ ENRIQUE MARTÍNEZ (Catedrático de Crítica Literaria, Universidad de León) 06/11/2011 (Diario de León)

El enigma de Baphomet

Jesús García Castrillo. Bohodón Ediciones, Madrid, 2011. 538 pp.

Hace algunos años, el astorgano Jesús García Castrillo mostró en El Baco sus dotes para la novela de aventuras. El enigma de Baphomet es más compleja y de mayor finura estilística; podría calificarse tanto de novela de aventuras, como histórica, de intriga, de investigación y hasta fantástica. La técnica tradicional del manuscrito encontrado da lugar, por así decir, a dos novelas embutidas en una, pero con virtuosa conexión entre ellas. Se trata, por un lado, de contar, la historia de los últimos templarios, cruelmente perseguidos y exterminados; por otra, de relatar el proceso por el que un profesor de literatura, con ayuda de alumnos y amigos, lleva a cabo su investigación y búsqueda de los manuscritos que contienen la verdad sobre las injustas acusaciones que llevaron a los templarios a la horca, a la hoguera o a las dos penas juntas. En uno y otro relato, perfectamente imbricados, abunda la intriga, la delación y las persecuciones.



Pilar Alberdi

SINOPSIS
http://sobreliteraturafantastica.blogspot.com.es/2011/09/el-enigma-de-baphomet-de-jesus-garcia.html
El enigma de Baphomet
¿Cuál fue la causa de la desaparición de la orden del Temple en la Edad Media?...
...¿Por qué se ha mantenido oculta la verdadera identidad de Baphomet durante 700 años? ¿Por qué aparece una silueta del macho cabrío demoníaco en el D.N.I. de 82 millones de alemanes? En los pergaminos de los descendientes del capitán Gustave Counillac, robados durante el asedio de Astorga, en la Guerra de la Independencia, están todas las respuestas a estas preguntas.
El enigma de Baphomet narra la historia de los tres últimos templarios leoneses perseguidos a muerte por el Rey Fernando IV, a principios del siglo XIV. Una apasionante historia medieval de persecuciones, guerras, asesinatos y una gran historia de amor que desborda la investigación de un profesor de Literatura. Con la ayuda de un piloto, un ingeniero y una filóloga, llegará a averiguar el significado de Baphomet, el enigma que ha mantenido en vilo a todas las sociedades secretas desde la Edad Media hasta nuestros días.


Dios Baco medieval de las bodegas de León.


Proceso de restauración

Cultivos de flores


Retrato de Charo, después de un sueño.

Cuando pinté a Charo, con un fondo tan soso, o incluso horrendo, dentro de un túnel feo y con un vestido que ella nunca se lo pondría, -supongo que tendrá su simbología freudiana como todo en los sueños-, fue porque me desperté de una pesadilla desagradable: no sé por qué estaba muy preocupado por algo de lo que no podía liberarme, y de pronto me tranquilizó ella diciéndome que no me preocupara, que no era para tanto. ¡Tomándose un café con toda la parsimonia en medio de la oscuridad! Y me proporcionó la calma en el momento de despertar comprobando que todo había sido un sueño. Aquella misma mañana empecé a pintarla tal y como la había visto para que no se me olvidara...









miércoles, 26 de junio de 2013

El enigma de Baphomet (Primera entrega)








A Charo, a Javier, a Pablo, y a mis nietines: Javi, Julia, Teo, Luz, Olivia, Víctor, Carmen...








Nada hay encubierto que no se descubra, nada oculto que no se divulgue 
(Lucas, 12, 2)
PRIMERA PARTE
Viaje a América

Esteban Arias Hernández pretendía espantar su congoja con un canturreo indescifrable.
En el sótano, desempolvó el baúl de madera con nervios de hojalata. De su biblioteca eligió no más de una docena de libros y los colocó con esmero en el fondo, para que no se dañaran con el traqueteo, tanto en el tren hasta La Coruña, como durante la travesía del Atlántico.


LOS PUENTES DE RIOSCURO

(Para ver detalles: pinchar encima de la imagen)


Este cuadro es el segundo según el valor que doy a mis cuadros. Son los puentes de un pueblecito, Rioscuro, al lado de Villablino. El primero es el de mis abuelos en la nieve. Este de los puentes se lo regalé a mi hermana. 

Ya no recuerdo si era el año 66 ó 67. Planté el caballete en una losa plana entre las piedras del río debajo del puente de la carretera. A mis pies las truchas juguetonas.
Aquel verano hice muchos amigos en los altos valles leoneses. Entre los amigos y amigas de aquel verano estaba Margarita Cueto Baelo, que me daba conversación amena mientras pintaba y me decía con entusiasmo que en octubre comenzaría la carrera de Medicina.

https://steemit.com/spanish/@jgcastrillo19/pintando-debajo-de-los-puentes-entre-el-rumor-del-torrente

MIS ABUELOS

(Para ver detalles: pinchar encima de la imagen)
Este es mi cuadro preferido. Lo pinté en 1964. Representa a mis abuelos. Mi abuelo Valentín fue maestro del mismo lugar durante 51 años -se dice pronto-, impartía clase en escuela mixta a 90 niños y niñas durante el día, y por la noche a los adultos. En 1904 ya no había -y hasta hoy- ningún analfabeto en toda la contornada. Yo no los conocí por poco, ya que fui el pequeño de 10 hermanos, pero mi madre me describía con precisión de cirujano y me narraba las peripecias del invierno con la estufa de leña en esa escuela rodeada de nieve a las afueras del pueblo. Así me los imaginé siempre. 

Mi abuela Ángela le tenía siempre la escuela limpia “como la patena”, los encerados pulcros y las pizarras con los pizarrines en orden milimétrico, amén del engrudo hecho con harina y cola de cerezos y otros árboles para pegar las cartulinas de las encuadernaciones. Los libros se compartían generación tras generación y había que mantenerlos...

Pues así es como mi imaginación tuvo presentes a mis abuelos yendo a la escuela cada mañana  a encender las estufas para que cuando llegaran los alumnos la encontraran caldeada, o el domingo, después de misa -los sábados era día intenso, el más intenso de escuela- a colocar todos los preparativos de la semana siguiente. Y como no los conocí, los pinté de espaldas y a lo lejos, el mismo año en que se jubilaron, a los 70 años. ¡Como para quejarnos...!

Lo exhibí en una exposición en Villablino, y un veraneante madrileño, viendo que era el único que no había vendido, me ofreció una cantidad tentadora de dinero. Menos mal que no claudiqué y sigo contemplándolo aquí, en mi estudio, donde más tiempo paso...


DETALLES:











martes, 25 de junio de 2013

Tablas románicas


Avance:
La razón verdadera para publicar las  fotos de los cuadros en facebook (ahora ya en esta página, pinchando en la etiqueta "pintura") es que un lector todavía no se ha creído que todo lo que aparece en “El Enigma de Baphomet”, que por cierto, la edición en papel está agotada y muy pronto saldrá en edición electrónica para e-book, es creación de la arquitectura artística pictórico-literaria de la novela, histórica, pero novela.

Otro especialista en historia del arte medieval, de la ciudad de Mexico, insistentemente me dice que va a  venir a España a estudiar mi retablo románico del Dios Baco creyendo de verdad que es del siglo X. Yo creo que ya se ha convencido, trabajo me ha costado. 

Lo más gracioso es que en Madrid, hace unos años, un académico de la Real Academia Española me vino a informar acerca de la filiación de mi retablo del Dios Baco. Yo no sabía dónde meterme de vergüenza ajena que me daba. La verdad es que el arte genera muchas anécdotas. Y es muy gratificante. Lo que pasa es que esto me lo dijo el tal académico a mí solo, en el café Gijón, sin testigos que lo oyeran, y se puede volver contra mí la anécdota en caso de que lo negara. Por eso, de momento, no revelo el nombre. Tendría que consultar con el abogado.  No obstante lo contaré despacio con más tiempo. 

Por eso publico esto, porque además, y ya voy a parar, un catedrático de Historia del Arte aquí en Málaga, en una ocasión no me creía que mis tablas románicas y pergaminos eran reproducciones mías y me decía que inmediatamente tenía que declararlos a Bellas Artes, porque pertenecían al Patrimonio Nacional, pensando que yo era el verdadero Erik El Belga. Tiempo habrá de contar más anécdotas.

miércoles, 19 de junio de 2013

Partida con Fernando Savater


Esperando en un restaurante  a que me llegara el turno para coger mesa, le pedí al camarero un periódico y justamente me salió al azar un artículo del filósofo  Fernando Savater. No sé si con “be” o con “uve”, a fin de cuentas “zapatero” que, supongo, es lo que quiere decir el apellido catalán en nuestro idioma. Ya otras veces me había parecido que este señor faroleaba, alardeaba de ser puro cual María Goretti, y repartía mandobles a todo lo que se moviera  y que a él le pareciera antiético; porque este señor presume de ético perlipelambrético, pero a mí no me engaña. No me engaña porque en el año 1993 jugué con él una partida y -nunca lo hubiera sospechado a tenor de sus escritos- me hizo trampa, una soberana trampa. 
Oía yo un refrán a mis antepasados: “En la mesa y en el juego se conoce al caballero”;. Y yo conocí aquella noche al susodicho. Fue  en Barcelona, en un hotel de cinco estrellas del que ya no recuerdo el nombre, en la calle Diagonal. Empezó la partida como si tal cosa, y cuando teníamos que enseñar las cartas, yo tenía póker de reyes, y él tenía trío de ases y un seis de otro palo. ¡Le había ganado la partida! 
Pero inesperadamente -inocente de mí, pues nunca lo hubiera sospechado- noté unos movimientos extraños de los señores que lo respaldaban y disimuladamente le retiraron como trileros el seis de marras, y le pusieron en sus manos el as que le faltaba para ganar con póker de ases.  Me quedé de piedra, pero él terminó la cena jubiloso, triunfante, sonriente y coloradote, y se llevó toda la pasta de la mesa. Era una cantidad importante de dinero... Este señor es un tramposo en el juego, y yo sigo la consigna de mis mayores para calificar a las personas. Aquella misma noche jugué en la misma mesa con otra personalidad mucho más importante, pero eso es otra historia. El término imaginario de la metáfora es la partida de póker pero el término real fue mucho más decepcionante.