viernes, 12 de julio de 2013

La lengua euskera o euskara vino a Europa en la Edad Media


sábado, 3 de diciembre de 2011

A  Koldo Mitxelena siempre le extrañaba que los distintos dialectos vascos fueran tan semejantes, por lo que el desgajamiento dialectal del vascuence no podía ser muy lejano en la historia. Pero eso le llevaba a desconfiar del milenarismo de la lengua vasca, porque si en realidad fuera tan antigua como  de seis mil o diez mil años, los dialectos emanados de ella se habrían ido diferenciando muchísimo, de tal manera que serían verdaderas lenguas distintas y distantes.


Cualquier vasco parlante, puede comprobar “in situ” que en el euskera hablado en el centro de las tierras vascongadas las diferencias dialectales son mínimas, y sin embargo se diferencian algo más en la periferia, más influenciado por los hábitos articulatorios de las lenguas adyacentes. Lo que corrobora aún más que la lengua vasca es bastante reciente, no data más allá de la Edad Media, aunque conserve, por haber estado bastante retirado, muchas palabras y hábitos lingüísticos de los pueblos  del substrato lingüístico:  várdulos, caristios, autrigones, aquitanos. etc.
“El corpus grande del euskera es el armenio venido en la Edad Media, con salpicaduras de algunas lenguas milenarias y las grandes influencias del superestrato.

¿Cómo no va a tener el euskera semejanza en algunas palabras con el bereber, dado que el pueblo armenio profundamente cristiano, fue siempre un pueblo perseguido por los Selyúcidas y obligado a emigrar de su tierra y a mezclarse con los pueblos del norte de África hasta las Islas Canarias?

6 comentarios:

  1. No puedo resistirme a dejarle este vinculo. Es posible que ya conozca al autor, Eduardo Gil Bera. Si no es así, le recomiendo su lectura. El dice, como usted que el euskera se formo en la Edad Media, a la par de los romances. Pero el enfoque es distinto y no tiene en consideración ningúna influencia armenia, al menos directamente. Para él, basicamente el euskera sería un intento de hablar latín por parte de hablantes aquitanos con picatostes celtas y lusitanos. Esta última sería la lengua que mayormente encontraron los hablantes de aquitano ya mezclado con el celta cuando según el autor llegarón acompañando a los celtas como pueblo satélite.
    Aquí le dejo el enlace : http://www.elboomeran.com/blog/661/eduardo-gil-bera/130/

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo anónimo. Este profesor llega a conclusiones paralelas a las mías. Quizá en un futuro acerquemos los vértices.

    ResponderEliminar
  3. Sigo sin comprender como esos armenios venidos en la Edad Media lograron tanto éxito en pasar desapercibidos. No dejaron rastros de su presencia. Escritos, alfabeto, iglesias, tumbas. Nada de nada. Una genialidad sin duda que habrá que estudiar y de la que habrá que aprender.

    ResponderEliminar
  4. Aún si admitiéramos que en el euskara hay algo directamente del armenio y diésemos por válidas todas las semejanzas que algunos han querido ver, afirmar que "el corpus grande del euskara es el armenio", es algo que solo puede hacerse desde el desconocimiento absoluto del idioma vasco. En cuanto a la expansión y dialectalización del euskara durante la Edad Media a partir de un nucleo situado en Navarra principalmente y no en Vascongadas, es algo ya ampliamente aceptado. Esto no quiere decir que se formase en la Edad Media, ni mucho menos que viniese de Armenia.

    ResponderEliminar
  5. No pasaron desapercibidos. Tanto es así que el último soberano del reino de Armenia fue rescatado de las mazmorras islámicas por el rey de Castilla, y no sólo eso, sino que era tal la afinidad que este mismo monarca armenio fue dueño de tierras y personas de lo que hoy es Madrid, Ciudad Real y Andújar. Los lazos de Armenia y lo que hoy es el suroeste de Francia y España eran muy fuertes y sólo han pasado desapercibidos para quien los desconoce. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar